Cuatro retos ambientales para la nueva administración de Duitama.

| 0

Sulma Esperanza Mejía Alfonso
Abogada Ambientalista
Corporación BioRegión
www.biorregion.org

 

El pasado 25 de octubre los ciudadanos duitamenses eligieron su nuevo alcalde, quien se enfrenta a grandes retos ambientales para lograr de Duitama una ciudad que camina hacia el desarrollo sostenible. Las ciudades del siglo XXI no son islas, se encuentran inscritas en escenarios globalizados cuyos retos para la formulación de sus políticas públicas están marcados por agendas que vinculan los objetivos locales con los objetivos globales; entre estos encontramos los recientes compromisos adquiridos para construir la Agenda 2030 para el

DuitamaDesarrollo Sostenible y el cumplimiento de los diecisiete objetivos de Desarrollo Sostenible, acordados en la Cumbre de las Naciones Unidas en septiembre de 2015.
Es evidente que Duitama enfrenta problemáticas en torno a la calidad y cuidado del agua, la construcción y mantenimiento de escenarios urbanos más armónicos con nuestro entorno, así como la necesidad de conservar y apropiar el patrimonio natural de nuestro municipio. En este sentido, se resaltan cuatro retos que debe asumir la nueva administración local pero que necesariamente debe contar con el trabajo y concientización de la ciudadanía.

Primer Reto: Descontaminación y conservación de los ríos Surba y Chiticuy

El Río Surba es una de las principales fuentes de abastecimiento de agua del municipio. Nace en el páramo de Pan de Azúcar y presenta graves problemáticas en la cuenca alta, debido a altos niveles de erosión y cuenta con especies exóticas como pinos, que impiden la función ecológica del páramo y el bosque altoandino en la regulación del agua. En la cuenca media, el tradicional paseo de olla y las caminatas “ecológicas” marcan su huella con diferentes residuos que son arrojados a lo largo del trayecto sin consideración alguna.

El Río Chiticuy es un escenario lamentable de lo que es una cuenca hídrica. Su contaminación es altamente gravosa, que pasa desapercibida por toda la comunidad. Pese a que, también, es una de las fuentes del acueducto municipal y un referente importante por ser límite natural entre los municipios de Duitama y Santa Rosa de Viterbo; cuenta con vertimientos de aguas negras, lavaderos de algunas areneras, es el lugar preferido por los habitantes para el depósito de escombreras y es utilizado como basurero comunitario. Es común hoy, ver la imagen del colchón, el perro muerto, los muebles y electrodomésticos que son tirados sin dolor alguno en el lecho del río, careciendo del deber ciudadano por el cuidado y respeto del agua. A su vez, estas aguas contaminadas son utilizadas indiscriminadamente, para el riego de sembrados de hortalizas. Finalmente, las autoridades ambientales no hacen respetar la norma de los 30 metros de ronda.

El reto que debe asumir la administración municipal para atender esta urgente problemática, es trabajar seriamente en fomentar la cultura del cuidado del agua como parte de la Política Nacional del Recurso Hídrico y de la Política Nacional de Educación Ambiental con acciones cívicas contundentes.

Segundo Reto: Contar con un programa de cultura del reciclaje

Duitama 2Muchos habitantes de la ciudad han venido realizando prácticas de reciclaje en sus casas, sin embargo, aún no existe suficiente información, promoción y continuidad en las campañas educativas que permitan al ciudadano hacer un adecuado manejo de sus basuras; como tampoco existe una regulación por parte de la empresa prestadora del servicio para incentivar la recolección de los diferentes residuos en horarios y bolsas seleccionadas. Es necesario implementar la cultura del reciclaje desde la separación en la fuente en los hogares, instituciones educativas, establecimientos comerciales y empresariales; agremiar a la población recicladora de oficio para la inclusión y mejoramiento de la prestación de su servicio; así como incentivar al ciudadano al consumo consciente. Con esto se buscaría reducir la mala disposición de las basuras en las fuentes hídricas y contribuiría a la mitigación de los efectos del cambio climático.

Tercer Reto: Recuperar la función ecológica de los bordes urbanos

Los cerros tutelares de Duitama (La Milagrosa, San José Alto, La Tolosa, Cargua) son parte integral del patrimonio natural del municipio, han sido poblados por diferentes personas que han trabajado por mejorar sus condiciones de vida en estos espacios naturales. Actualmente, los cerros y en algunos de ellos, sus habitantes se enfrentan a una discriminación social, un deterioro ambiental y escasa articulación con las dinámicas sociales de la ciudad. Es necesario, recuperar las condiciones ecológicas y ambientales de estos miradores urbanos, mejorar sus accesos e infraestructura con el fin de iniciar procesos de inclusión social e integración a las actividades culturales de la ciudad. Así mismo, es necesario trabajar en la recuperación y proyección de los paisajes culturales de los centros poblados y veredas como centros poblados la Trinidad, San Antonio Norte, Santa Ana, Puente de la Balsa, Tocogua, San Lorenzo de Abajo, Quebrada de Becerras, que le proporcionan a los habitantes valiosos servicios ambientales y ecoturisticos.

Cuarto Reto: ¿Qué hacer con el viejo terminal de transportes?

La ciudad se encuentra en la reubicación de su terminal de transportes, y ante esta circunstancia muchos nos hemos preguntado ¿qué será del espacio ocupado por el viejo terminal? Reconociendo su importancia como bien histórico por ser la primera terminal de transportes moderna de Colombia, fruto del desarrollo de la industria transportadora generada en Boyacá y por ser un referente para los ciudadanos, no solamente de Duitama sino de muchos municipios de la provincia del Tundama y del norte del departamento, se constituye en reto para el nuevo alcalde, rescatar este espacio y una propuesta para ello, puede ser, adecuar esta Plaza en honor a los Transportadores de Boyacá como un lugar de apropiación del espacio público para el disfrute de los ciudadanos, articulada a las dinámicas socioeconómicas de su entorno.

Duitama 3

El cumplimiento de estos cuatro restos a los que se enfrenta la nueva administración serian un paso importante para avanzar hacia la sostenibilidad de nuestra ciudad y para recuperar espacios que le aportan beneficios directos a los ciudadanos, disminuir la huella ecológica, garantizar el suministro de agua y su calidad, así como propiciaría una integración urbano – regional del municipio, lo que permite mitigar y adaptarnos a los retos que nos impone el cambio climático. Duitama no puede darse el lujo de seguir en un proceso que avanza al detrimento de su patrimonio ecológico.

Tags: Sulma Esperanza Mejía Alfonso, Duitama, Conflictos Ambientales, Reciclaje, Cerros Tutelares, Agua, Chiticuy, Surba, Biorregión, Sociedad regional.

Descargar Artículo

Dejar una opinión